Donde comprar cubrebocas para Covid-19 – K95/5-Ply

Con la pandemia COVID-19 que afecta actualmente a todos los sectores de la sociedad, y con la Organización Mundial de la Salud recomendando el uso de máscaras faciales, aquí en Kipho decidimos hacer nuestra parte para ayudar.

La pregunta es: ¿cómo ayuda un fabricante de Kipho con la pandemia COVID-19?

Decidimos reutilizar temporalmente una de nuestras líneas de fabricación para ayudar a satisfacer la demanda de máscaras faciales, específicamente las de K95 y 5-Ply.

Desde que la gente comenzó a realizar compras de pánico, ha habido una escasez definitiva en la búsqueda de proveedores confiables, que se adhieran a los estándares de salud, ha habido una escasez de máscaras faciales.

Tuvimos la suerte de asociarnos con varias organizaciones para garantizar que se sigan todas las normas internacionales y que cumplamos al 100% con todas las regulaciones de salud.

Los modelos que tenemos disponibles han sido probado en totalidad para comprobar seguridad, lo que significa que obtendrá lo último en protección COVID-19.

PRIMERO: HABLEMOS DE cubrebocas

Dependiendo del diseño, los cubrebocas pueden limitar la propagación de una enfermedad de una persona infectada en lo que se denomina control de origen, y / o pueden proteger al usuario de la infección.

En el caso de COVID-19, se cree que la transmisión del virus ocurre principalmente a través de vías respiratorias, el virus puede llegar a la boca o la nariz de otras personas cuando alguien infectado tose o estornuda. También puede existir contaminación en las superficies que otros tocan antes de llevarse las manos a la cara.

En este caso, los cubrebocas quirúrgicos básicos y desechables, podrían ser útiles porque si alguien enfermo usa una, gotas de saliva portadora del virus podrían quedar atrapadas en el cubrebocas. Los médicos y las enfermeras que usan estas máscaras también pueden estar protegidos de alguna manera, ya que es probable que les tosan o estornuden.

Pero los investigadores también sospechan que el nuevo coronavirus, SARS-CoV-2, puede permanecer en el aire en gotas muy pequeñas conocidas como aerosoles, que pueden ser inhaladas por personas cercanas. Un estudio publicado el 17 de marzo en el New England Journal of Medicine calificó la transmisión de aerosoles como «posible», y descubrió en un experimento que el virus «permaneció activo» en aerosoles generados por máquinas incluso durante tres horas, aunque la mitad de las partículas no eran infecciosas después de una hora aproximadamente. Todavía no hay mucha claridad sobre el papel que desempeña este mecanismo en la propagación del virus, y es poco probable que esto permita que el virus viaje largas distancias, pero los científicos están cada vez más seguros de que puede suceder en algún grado.

«Creo que es probable que todas las rutas de transmisión entren en juego aquí», dijo la profesora de salud ocupacional Margaret Sietsema de la Universidad de Illinois en Chicago, «lo que significa que la enfermedad se puede inhalar y, por lo tanto, la mejor línea de defensa es un respirador.»

Los respiradores incluyen las máscaras N95 citadas con frecuencia, que son cubrebocas desechables y ajustados que crean un sello en la cara e incluyen un filtro especializado que captura al menos el 95% de las partículas en el aire que lo atraviesan. (Para evitar confusiones, de ahora en adelante, no nos referiremos a ningún respirador como un cubrebocas).

A diferencia de los N95, las cubrebocas quirúrgicos no están destinados a proporcionar protección contra aerosoles. Como explica un blog de los CDC, las cubrebocas quirúrgicos «están diseñados para proporcionar protección de barrera contra las gotas, sin embargo, no están reguladas para la eficiencia de filtración de partículas y no forman un sello adecuado en la cara del usuario para la protección respiratoria».

FUENTE – FACTCHECK.ORG

Para más informacion sobre la pandemia aquí hay enlaces a fuentes oficiales.

CLIENTES PRIORITARIOS

¡CREEMOS AL SERVIR AL SECTOR DE SALUD PRIMERO, PODEMOS SER MÁS EFECTIVOS!

Sin embargo, esto no significa que no vamos a atender a las personas. Sabemos que la falta de máscaras faciales ha dificultado que las personas realicen actividades regulares, incluida la compra de alimentos en los supermercados locales debido a la falta de cubrebocas. Es por eso que también estamos trabajando para proporcionar una opción para compras más pequeñas, ya que nuestra línea de productos inicial está configurada para pedidos a granel.

Descontaminación y reutilización de máscaras K95

Introducción:

Los respiradores con máscara filtrante K95 (FFP, en adelante denominados K95) están diseñados para filtrar el 95% de las partículas en el aire y están destinados a un solo uso. Durante la pandemia de COVID19, los N95 escasean y nos obligan a considerar la reutilización de los dispositivos para mantener la protección en entornos clínicos. Sin embargo, solo hay datos limitados sobre la descontaminación segura y las prácticas de reutilización. Al momento de escribir esta publicación, no está claro cuándo estarán disponibles los suministros adecuados de N95 y numerosos hospitales ya han comenzado los protocolos de reutilización. Aquí, revisamos la literatura y las recomendaciones actuales. Es importante reconocer que tanto la capacidad de filtrar como el ajuste del N95 son importantes en términos de uso y reutilización. Cabe destacar que el virus residual puede estar presente después de cualquiera de estos métodos, pero las cantidades restantes no deberían producir infección clínica. El K95 es la respuesta de Kipho para resolver la falta de N95 y por lo tanto son muy similares en funcion.

Método No. 1: Baño de etanol al 70 – 75% seguido de secado

  • Descontaminación: se ha encontrado que el etanol es efectivo en la descontaminación viral después de tan sólo 10 minutos de exposición (Fischer, 2020)
  • Integridad: la eficacia de filtración cayó por debajo del 95% después de un sólo ciclo de descontaminación (56%) (Stanford Medicine, 2020)
  • Recomendación: el baño de etanol no es un método seguro para la descontaminación, ya que produce máscaras no protectoras después de un solo ciclo de descontaminación.

 

Método # 2: Calor seco – 70oC

  • Descontaminación: 60 minutos de calentamiento a 70°C (158°F) es eficaz en la descontaminación viral de la máscara N95, pero puede dejar virus residuales en las porciones de metal (es decir, la pieza del puente nasal) (Fischer, 2020).
  • Integridad: se mantuvo la integridad adecuada del cubrebocas incluso durante dos ciclos de descontaminación (Fischer, 2020).
  • Recomendación: el calentamiento por convección (no es el horno doméstico típico, ya que las temperaturas no pueden mantenerse minuto a minuto) a 70°C es efectivo y produce una máscara utilizable. Este método no debe realizarse más de dos veces en un cubrebocas determinado.

 

Método 3: autoclave

  • Descontaminación: 15 minutos a 121°C (tiempo total del ciclo de 40 minutos) fue efectivo en la descontaminación (Kumar, 2020).
  • Integridad: todas las máscaras 3M probadas en el estudio de Kumar mantuvieron la integridad después de un sólo ciclo de descontaminación, pero el ajuste se perdió en uno de los modelos más comunes (3M 1860) en 3 ciclos.
  • Recomendación: el autoclave se puede usar de forma segura para un sólo ciclo de descontaminación, pero la capacidad de usarlo para varios ciclos de descontaminación dependerá de la máscara en cuestión

Método 4: Tiempo

  • Antecedentes: aunque los datos son limitados, la evidencia disponible muestra que el SARS-CoV-2 puede persistir en superficies inanimadas por hasta 72 horas. Se desconoce la infectividad del virus en estas superficies en cualquier intervalo de tiempo.
  • Idea: realice un ciclo de uso de los cubrebocas en los que cada uno se deje de utilizar al menos 72 horas por cada día de uso.

 

  • Protocolo
  • Comience el día 1 con 4 máscaras N95
  • Use la máscara # 1 en el día # 1. Después del uso, almacenar en un ambiente seco durante 3-4 días.
  • Reutilizar después de al menos 72 horas.

Nota: El autor de este artículo (Anand Swaminathan) hemos estado usando este método desde el comienzo de la pandemia. Hemos usado cada máscara por un total de 4 veces (3 ciclos de descontaminación).

Atribución: Gracias a la Dra. Jessica López que conversó con el inventor de tecnología N95, el Dr. Peter Tsai, sobre este método.

 

Método # 5: luz UV (260-285 nm)

  • Descontaminación: 60 minutos de exposición descontaminaron efectivamente la máscara, aunque las porciones de metal solo requirieron 10 minutos (Fischer, 2020). El trabajo previo mostró seguridad con sólo 30 minutos de exposición (Stanford, 2020)
  • Integridad: se mantuvo la integridad adecuada de la máscara durante un máximo de tres ciclos de descontaminación (Fischer, 2020)
  • Recomendación: Nebraska Medicine tiene una amplia explicación del protocolo para realizar la descontaminación UV. Si tiene la configuración correcta, los N95 se pueden usar hasta 4 veces con 3 ciclos de descontaminación.

Método # 6: H2O2 vaporizado (VHP)

  • Descontaminación: 10 minutos de VHP descontaminaron efectivamente tanto la máscara como el metal (Fischer, 2020).
  • Integridad: se mantuvo la integridad adecuada del cubrebocas durante al menos tres ciclos de descontaminación (Fischer, 2020) y posiblemente hasta diez ciclos (Kumar, 2020).
  • Recomendación: VHP parece ser el mejor método, ya que se puede realizar rápidamente y puede producir la mayoría de los usos.

Fuente – Rebelem

 

 

Cubrebocas K95

La mayoría de las agencias y organizaciones de salud oficiales no recomiendan que el público en general use respiradores N95 [K95] para protegerse de las enfermedades respiratorias, incluido el coronavirus (COVID-19). Esos son suministros críticos que deben seguir siendo reservados para los trabajadores de la salud y otros servicios de primeros auxilios médicos.

Debido a que estas máscaras dificultan la respiración, se requiere autorización médica para el uso obligatorio, y se realiza una prueba de ajuste para garantizar que el respirador selle bien con la cara. El vello facial no debe interferir con el sello de la máscara.

¿DESEA REALIZAR UN PEDIDO PERSONALIZADO?

HÁBLANOS

Cubrebocas quirúrgico de 5 Capas

Estos cubrebocas estan diseñadas especificamente pensando en los medicos. Es mas comodo y tiene cinco capas de proteccion.

Debido a que estas máscaras (N95) dificultan la respiración, se requiere autorización médica para el uso obligatorio, y se realiza una prueba de ajuste para garantizar que el respirador selle bien con la cara. El vello facial no debe interferir con el sello de la máscara.

Nosotros en Kipho – tomemos lo mejor del mundo medico y lo combinamos con la funcionalidad del N95 para presentar este diseño.

¿Busca más ropa protectora de grado médico?

¿Necesita un pedido personalizado?

10 + 6 =